Las aguas mineromedicinales mejoran la circulación

Las aguas mineromedicinales mejoran la circulación

Las enfermedades cardiovasculares son, según la Organización Mundial de la Salud, la principal causa de fallecimiento en todo el mundo. Cada año, en nuestro país mueren más personas  por una enfermedad relacionadas con la circulación sanguínea que por otra causa. Lo bueno, es que la mayoría de los accidentes cardiovascularse pueden prevenirse con hábitos saludables como no fumar, seguir una dieta sana y equilibrada para evitar y prevenir la obesidad, realizando actividad física moderada. Pero a todo ello podemos incluirle sin ningún miedo, cuidarnos, evitando también el estrés o acudiendo a balnearios cuyas aguas son beneficiosas para el aparato circulatorio. Es el caso de las aguas mineromedicinales de Balneario Caldas de Partovia, como ya hemos advertido en artículos anteriores de este blog.

¿Cómo las aguas mineromedicinales mejoran la circulación?

Por supuesto que un tratamiento con aguas mineromedicinales para tratar problemas circulatorios debe estar siempre supervisado por el personal sanitario del balneario. En este sentido, aprovechamos para recordaros, que en Balneario Caldas de Partovia contamos con un servicio médico que orienta a los usuarios de las instalaciones de los beneficios de las aguas mineromedicinales para cada persona en concreto.

El tratamiento del aparto circulatorio con aguas mineromedicinales actúa sobre el sistema de irrigación sanguínea y sus órganos. El principal efecto en el organismo se debe a su acción hiperemizante o aumento del riego sanguíneo. Los sulfuros disminuyen la resistencia de los vasos periféricos, descendiendo la presión arterial y mejorarando  la circulación coronaria y cerebral. Por ello, desde la hace siglos, el uso de las aguas mineromedicinales es indicada en el tratamiento controlado y la prevención de patologías como la insuficiencia venosa, la hipertensión, las varices, las piernas cansadas, la arterioesclerosis y otras enfermedades relacionadas con el aparto circulatorio.

En Balneraio Caldas de Partovia tenemos varios pacientes con estas problemáticas pero nos gustaría señalar el efecto de las aguas mineromedicinales para el tratamiento de la hinchazón que parece en casos de flebitis. Esto se debe a su poder antiinflamatorio y a la activación de la circulación periférica.  Hay que tener en cuenta que el aumento del riego sanguíneo favorece la eliminación de toxinas y la absorción del ácido ascórbico, necesario en los procesos de oxidación y regeneración de los tejidos.

Además, los efectos secundarios son raros si se siguen bien los puntos anteriores y si la prescripción balneoterápicos la hace el médico hidrólogo, como es en nuestro caso. En el caso de las aguas calientes o sulfuradas o muy mineralizadas, puede aparecer una crisis termal entre el tercer y el octavo día. Se caracteriza por malestar general, cefalea, insomnio, diarrea, estreñimiento, febrícula y fenómenos locales, como la reactivación de la enfermedad crónica de base, cólicos biliares, digestivos, aumento de secreciones respiratorias y dermatosis.

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.