Aguas mineromedicinales contra la depresión

Aguas mineromedicinales contra la depresión

España, entre los países europeos con más casos de depresión

España es el cuarto país de Europa con más casos de depresión, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Alemania, con 4,1 millones de personas afectadas, encabeza esta lista, seguida de países como Italia, con 3,04 millones y Francia, 2,9 millones. En todos los países europeos, la depresión afecta más a las mujeres, un 5,1% frente al 3,6% de los hombres. Se calcula que esta enfermdad es padecida por más de 350 millones de personas de todas las edades y estratos sociales. Se caracteriza por tristeza generalizada, pérdida de interés o placer vital y sentimientos de culpa o falta de autoestima, que suelen estar asociados a trastornos del sueño y del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. Esta enfermedad dispone de tratamientos eficaces para su tratamiento, pero el acceso a ellos es problemático en la mayoría de los países, y en algunos solo lo reciben menos del 10% las personas que lo precisan. Además, el escaso nivel de reconocimiento, a nivel social, que tiene esta enfermedad provoca que esté rodeada de un gran  estigma.

Es importante insistir en que la depresión se puede prevenir y tratar.

Aguas mineromedicinales para tratar la depresión 

Galicia está repleta de historias y casos clínicos que demustran el poder terapéutico de las aguas mineromedicinales para las dolencias mentales. A principios del siglo XVIII investigadores comprobaron que las aguas de muchas de las “fuentes de salud más famosas del mundo eran idóneas para el tratamiento afecciones nerviosas. A partir de ese momento su uso se expandió y se fue consolidando hasta la actualidad, época en la que se entiende que las aguas mineromedicinales son uno de los remedios más eficaces contra problemas como el estrés, la ansiedad…

Balneaio Caldas de Partovia es uno de los pocos balnearios de España cuyas aguas mineromedicinales presentan propiedades aptas para se empleadas en la prevención y tratamiento de patologías mentales por su efecto analgésico, antiálgico y antiespasmódico.

Desde antiguo se sabe del poder curativo de las aguas. Hipócrates recomendaba el agua fría como sedante para la melancolía; Celso, para la locura triste; Areteo, para el frenesí y el síncope”, relatan en el prólogo. Baños prolongados, ducha escocesa, duchas frías, calientes, afusiones frías, en muchas ocasiones combinados con otros tratamientos como bromurados, opiáceos, fueron empleados en Galicia por profesionales sanitarios para el tratamientos de enfermedade mentales.

La enfermedad mental, siempre recelosa en los términos, entonces se referían a “diagnósticos de idiocia, demencia, delirio crónico, locura epiléptica, manía, melancolía, locura circular, locura puerperal”. Pero los hábitos balnearios no sólo quedaban en el psiquiátrico -aunque era de beneficencia, también admitían clientes de pago, con derecho a asistente y con una alimentación diferenciada.

Si te sientes estresado, con angustia, o tienes depresión, Balneario Caldas de Partovia pone a tu disposición toda su oferta de tratamientos, supervisados por nuestra médico, para ayudar a superar estos problemas.

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *