Beneficios de la balnearioterapia en tratamientos contra el cáncer

Beneficios de la balnearioterapia en tratamientos contra el cáncer

Balnearioterapia para sobrellevar los efectos de la quimioterapia

El término “cáncer se utiliza como nombre general para referirse a un grupo de más de cien enfermedades en las cuales las células de nuestro organismo comienzan a crecer y reproducirse sin control. Por desgracia, estamos antes una de las enfermedades más prevalentes del siglo XXI.  Según algunos informes, la mitad de todos los hombres y un tercio de las mujeres tendrán un diagnóstico de cáncer en su vida. La buena noticia es que gracias a los avances médico científicos la mayoría de los pacientes con cáncer sobreviven a  la enfermedad.

Los tratamientos que se utilizan para curar y paliar el cáncer son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. La quimioterapia es el uso de fármacos para destruir células cancerosas,  el problema es que daña también las células sanas del organismo provocando efectos secundarios, como náuseas, fatiga y dolor generalizado. La piel es uno de los órganos que más sufren con este tratamiento, siendo los efectos más comunes sequedad en la piel, eccemas, fotosensibilidad y posterior hiperpigmentación.

Beneficios de la balnearioterapia en tratamientos frente al cáncer

Una nueva línea de tratamiento para los procesos tumorales apuesta por incluir tratamientos coadyuvantes a los convencionales, y es aquí donde entra en juego la Balneoterapia. Cada vez son más los estudios que avalan que estancias en balnearios y el uso de aguas mineromedicinales por parte de pacientes oncológicos mejoran la calidad de vida y el pronóstico de enfermedad, aliviando las secuelas y favoreciendo la recuperación. 

Las aguas mineromedicinales contribuyen al alivio de fatiga y náuseas, reducen el dolor, disminuyen el estrés, la ansiedad y la depresión, y favorecen la cura de heridas. Otro de los efectos más importantes para este tipo de pacientes es la acción antioxidante que ejercen estas aguas sobre el sistema inmunitario, el cual se encuentra deprimido en estos procesos.

Un ejemplo de los muchos que muestran los beneficios de la Balneoterapia para esta enfermedad es un estudio realizado en Estados Unidos a mujeres con cáncer de mama no metastásico en tratamiento con quimioterapia. Se valoró a través de cuestionarios validados el nivel de depresión y ansiedad de las pacientes. Los resultados fueron muy reveladores, ya que se produjo una notoria mejoría de estos parámetros a los 6, 12 y 24 meses.

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.