Aguas Termales: la opción perfecta para mimarse y ganar salud

Si tienes un rato para relajarte y olvidarte del estrés, o simplemente dispones de una o dos horas para mimarte,  o tienes un problema de salud y quieres mejorar, una buena opción es pensar en un lugar donde las aguas termales sean las protagonistas. Por supuesto, el Balneario de Caldas De Partovia, en O Carballiño, es la opción perfecta por su ubicación estratégica, su entorno natural y por contar con las mejores aguas termales de Galicia, además de por la oferta complementaria que ofrece: masajes, cafetería…

Piscina Dinámica y Canal de Fleboterapoa
Piscina Dinámica y Canal de Fleboterapia

En este primer artículo de nuestro blog, os contaremos los tipos de aguas termales que existen y cómo  y qué beneficios presentan las aguas termales del Balneario Caldas de Partovia. Su uso es una buena opción para recuperar la energía y mejorar nuestra salud y bienestar. Las aguas termales son una forma natural de cuidarse, más aún si se combinan con rutinas saludables o tratamientos naturales como, por ejemplo, los masajes.

¿Cómo son y qué beneficios aportan las aguas termales de Balneario Caldas de Partovia?

Existen diferentes tipos de aguas termales; dependiendo de su origen encontramos aguas termales de origen volcánico y de origen geotérmico. Las propiedades y beneficios que se le otorgan dependerán de la geografía y de la composición del terreno. Además, cuanto más profundo sea el origen de las aguas termales más alta será la temperatura, según la cual podemos clasificarlas en hipertermales, masotermales, hipotermales y frías. A medida que las aguas van pasando por distintas capas rocosas para alcanzar la superficie van recolectando minerales que son los provechosos para el cuidado del cuerpo. Por ello, el agua termal de cada balneario es diferente y posee características y beneficios únicos.

Existen diversas clasificaciones de aguas mineromedicinales. La más utilizada es la Declaración química por el contenido de aniónico/ catónico predominante, donde un anión/ catión debe representar más del 20% de la mineralización global para clasificar un agua como tal. Hay que tener en cuenta que un agua mineromedicinal puede compartir varias características de las siguiente clasificación y sueles encontrarse, además, oligoelementos que también son responsables de otras acciones. Esta es la clasificación que usaremos para contaros las características de las aguas de Balneario Caldas de Partovia:

  • Mesotermales: Las aguas de Caldas de Partovia se pueden utilizar sin enfriar ni calentar, tal y como proceden del manantial, por lo que son aguas termales muy agradables para el baño tanto en invierno como en verano. Esta característica facilita que no se tengan que enfriar con la mezcla de otras aguas como sucede con otros establecimientos termales cercanos.
  • Sulfatadas: son aguas en las que predomina el anión sulfato asociado con cationes de calcio, sodio o magnesio. Presentan principalmente acciones estimulantes de las funciones orgánicas, especialmente en el aparato digestivo, además de descongestionadoras y purgantes. Se recomiendan en bebida para regular el tracto  digestivo y las vesículas asociadas. La presencia de sulfuro es la que produce un olor característico de estas aguas además de su aspecto azulado.
  • Sódicas: Aguas ricas en sodio. Presentan una acción antiséptica, ya que dificulta el desarrollo de ciertos gérmenes, protectora hepática, colegoga y antitóxica. Se recomienda en la recuperación de heridas infectadas. Se trata de aguas termales muy apreciadas en procesos catarrales porque ayudan a eliminar las secreciones bronquiales, relajan la musculatura asociada y ayudan a la neutralización de toxinas.
  • Cloruradas: Aguas ricas en cloruro. Por vía interna presentan acción antidiurética y estimulante de la secreción gástrica y biliar: Por vía externa su acción es antiséptica, antiflogística y estimulante de la cicatrización. Se recomiendan especialmente en el tratamiento de afecciones quirúrgicas traumáticas, reumatológicas, dermatológicas y respiratorias, neuralgias y problemas ginecológicos.
  • Bicarbonatadas: Aguas ricas en sal carbónico. Controlan la respuesta antifliláctica y regulan el sistema digestivo, comportándose como hepatoprotectoras y antisépticas, favoreciendo la eliminación de ácido úrico y regulando el pH. Neutralizan la secreción ácida y favorecen la actividad pancreática; por lo que se recomiendan en casos de reflujo gastroesofágico y dispepsia, así como afecciones reumatológicas y endocrinológicas.
  • Radiactivas: Aguas que emiten radiactividad natural, desprendiendo partículas ionizantes. Presentan acción analgésica y antiespamódica. Se indican en patologías psiquiátricas y cuadros de estrés, enfermedades articulares y reumáticas, procesos asmáticos y afecciones circulatorias. Además, aumentan la actividad tiroidea y mejoran la microcirculación.
  • Oligometálicas: se denominan aquellas que presentan concentraciones minerales muy bajas, pero que contienen componentes específicos activos de gran valor terapéutico. Presentan principalmente acción diurética, favorecedora de la secreción de residuos y coadyudante en la regulación del nivel de agua óptimo para el organismo. Indicadas para la litiasis, determinada enfermedades renales, retención de líquidos…

Gracias a todas estas propiedades, el Balneario Caldas de Partovia en O Carballiño, el corazón de la provincia de Ourense, es el balneario de toda España cuyas aguas termales tienen más indicaciones terapéuticas.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *