El papel de termalismo en el tratamiento de las enfermedades raras

El papel de termalismo en el tratamiento de las enfermedades raras

Enfermedades raras y termalismo

Entre el 6% y el 8% de la población mundial padece alguna enfermedad rara. El hecho de padecer una enfermedad supone un elemento de estrés importante, pero que agudiza al ser una enfermedad rara. En algunas de esas enfermedades el termalismo puede ser una terapia complementaria, pero lo es, sin duda, para reducir ese nivel de estrés general en quien la padece e incluso en las personas de su entorno. Recordemos que las aguas mimeromedicinales favorecen el bienestar.

Las enfermedades raras son, en su mayoría, enfermedades crónicas y degenerativas. El 65% de las enfermedades raras son graves e invalidantes al generar déficit motor, sensorial o intelectual.

A ello hay que sumarle el estigma social que puede existir y , como indicábamos al inicio del artículo, las perspectivas de la evolución de la enfermedad añaden un extra de estrés, y sabemos que el estrés puede agravar nuestro estado, incluso sin ninguna patología de base..

La balnearioterapia puede mejorar el bienestar de personas con enfermedades raras

En coordinación con los profesionales sanitarios encargados del manejo de la enfermedad, la balnearioterapia, los tratamientos a base de aguas mineromedicinales, insistimos, siempre desde la supervisión médica, pueden ayudar a paliar algunas de las consecuencias de esas enfermedades y el estrés asociado.

Así, en lo referido, por ejemplo, a las inflamaciones de músculos o articulaciones o diferentes manifestaciones de dolor, las aguas mineromedicinales ayudan a controlarlo y mitigarlo. Si a eso le añadimos la riqueza mineral y una temperatura idónea, con los pertinentes controles médicos, la balnearioterapia puede generar gran alivio físico y mental.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.